Renazca en Kayantá Spa, The Ritz-Carlton, Cancún.

En The Ritz-Carlton, Cancún entendemos que la relajación no es sólo un lujo sino una necesidad, es por ello que nuestro magnífico Kayantá Spa le brinda una amplia gama de tratamientos acompañados del ritmo del océano que fomenta la relajación y la renovación. Es por ello que lo invitamos a dejar sus preocupaciones en la puerta y descubrir un santuario sereno en el que nuestras Damas y Caballeros atenderán todas sus peticiones.
 
Inspirado por la frase maya "ká a yaántah” que significa Renacer, nuestro spa es un refugio inolvidable en el que gozará del lujo, viviendo así experiencias multidimensionales para todos los sentidos. Encontrará las comodidades más opulentas que incluyen salas de tratamiento calmante, duchas Vichy y baños de vapor; jardines de relajación que cuentan con bañeras de hidromasaje y piscinas de agua fría; y terrazas disponibles para masajes al aire libre y baños de infusión aislado.
  
El catálogo de Kayantá Spa se compone de siete colecciones con masajes, como el aromaterapéutico, de piedras calientes, sueco, energizante, shiatsu, de tejido profundo y para parejas, además de reflexología y acupresión craneal.
 
La piel del rostro es una de las partes de nuestro cuerpo que está más susceptible a sufrir daños, por ello es que cuentan con siete opciones a elegir, desde los purificantes para quienes tienen predisposición al acné hasta antienvejecimiento e hidratantes.
 
Para las futuras mamás existe una colección pensada en ellas, son cuatro tratamientos diferentes que mediante técnicas seguras y eficaces relajan la tensión en la espalda baja, alivian la sensación de piernas cansadas, estimulan la circulación y la retención de líquidos.
 
Todos los tratamientos tienen una duración de 50 y 80 minutos, se pueden realizar dentro de las cabinas o al aire libre en terrazas privadas. Si no conoce cuál es su mejor opción, uno de nuestros capacitados terapeutas evaluará sus necesidades y con base en ello realizará sugerencias.
 
Ponga en manos de los expertos su renacimiento.

Rate this article: 
No votes yet